Perfiles 

Ali hijo, de 44 años, quien ratificó que profesaba el islamismo, estuvo detenido un par de horas, a pesar de que les dijo a los agentes que era el hijo de Ali y estadounidense por nacimiento, según el abogado. Es la primera vez que a Ali hijo y a su madre les preguntan si son musulmanes al regresar a Estados Unidos, agregó.

“Por la forma en la que fueron tratados, por lo que les dijeron, no se les ocurre otra explicación racional salvo que fueron incluidos en un programa de acción policial con tintes raciales a cargo de aduanas, diseñado para obtener información de cualquier persona que se diga musulmana”, señaló Mancini en entrevista telefónica. “Es evidente que lo que generó la detención de él fue su nombre árabe y su religión”.

Un portavoz de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés), Daniel Hetlage, confirmó el sábado que Ali hijo fue retenido para que lo interrogaran agentes de migración, pero dijo que “no fue porque él es musulmán ni por su nombre que suena a árabe”.

La agencia indicó en un comunicado que sus agentes procesan a diario más de 1,2 millones de viajeros internacionales “con vigilancia y apegados a la ley”. La CBP señaló que no discrimina por religión, raza, etnia ni orientación sexual.

“Tratamos a todos los viajeros con respeto y sensibilidad”, señaló la agencia. “La integridad es nuestra base. Nos guían los principios éticos y morales más altos”.

Durante su detención, Ali hijo afrontó reiteradas preguntas sobre su ascendencia y su nombre, “como si fuera una pregunta preparada de antemano que formara parte de una etiquetación”, señaló Mancini.

El Nuevo Día 

Advertisements

Burguesía  

Tres religiosas -Micaela Fesser, cubana; Armeline Morin y Victoria Gingras, canadienses- llegaron a San Juan en abril de 1880 procedentes de La Habana. La Diputación Provincial le había pedido a la superiora del colegio de aquella ciudad que estableciera uno aquí para educar a las hijas de la burguesía.

El Nuevo Día