¿En serio? Proclamas

Lo de las “Proclamas” es otro apartado exquisito. Más leña para quitar del medio. Todo un tinglado burocrático para oficializar firmas y entrega de proclamas, conmemoraciones que a nadie le importan. Mes de tal cosa, mes de tal otra, y millones de “días dedicados a…”. Hay por ejemplo un mes de “la seguridad en las excavaciones” y un “día del zurdo”, que debería ser del zurdo y la zurda (anótenme ésa las feministas). Es adictivo leer esa lista de proclamas. El Departamento de Estado se encarga de coger en serio las idioteces que se les ocurren a los legisladores, como por ejemplo, “el día de la niebla en Cayey”, que se estuvo debatiendo en la presente Sesión Extraordinaria. En resumen, a esa agencia le sobran tres cuartas partes y media.

Mayra Montero

Detroit

Por ejemplo, dijo Ortiz Vargas, la utilidad de aguas de Detroit instauró un programa de cortes de agua para cuadrar la caja, lo que llegó a afectar unas 30,000 residencias en la ciudad en un solo año. El programa resultó en un caos porque las agencias de gobierno podían intervenir en los hogares que no tenían agua potable para remover a los menores en el hogar.

El Nuevo Día