Negocios

“El señor Navedo, utilizaba el residencial como si fuera un centro comercial. El no era el suplidor como hemos visto anteriormente en otros casos como Angelo Millones o Junior Cápsula que eran los dueños o suplidores que controlaban los puntos de drogas en el residencial. El se encargaba en brindarle un espacio a vendedores que se suplían de diferentes organizaciones y sus miembros generaban $27 millones al año”, señaló el director del ICE Ricardo Mayoral.

“Ellos operaban muy organizado. Tenían unas áreas específicas en donde vendían los narcóticos por prescripción y tenían un área exclusiva donde se vendía marihuana, cocaína y heroína. Tenían sus áreas de venta y distribución”, agregó.

Destacó que la organización tenía turnos de 12 horas. Entre seis de la mañana a seis de la tarde y se levantaba $50 mil por cada turno.Comentó que todo el dinero fue gastado en calzado deportivo, particularmente la marca “Jordan”.”No adquirieron propiedades”, dijo Mayoral.

El Vocero  

Advertisements

Londres

“[En finanzas corporativas] si el corte de tu traje no es bueno, si llevas los zapatos equivocados o la corbata mal, o si se te ve incómodo con el traje, habrás terminado antes de empezar. Y, por desgracia, si nunca has usado un traje antes en tu vida, ¿cómo vas a hacerlo bien?”, señala otro miembro del sector.

El País